118.3

Sorpresa agradable, muy, muy agradable.

Ayer me salté las almendras y la nevera llena y el estomago vacio me llevaron a la perdición… o eso creía yo. Pero puede ser que me salvara el que cené pronto y me acosté razonablemente pronto.

Hoy intentaré ser más estricto porque el hecho de tener prevista comida en La Trastienda y cata de cervezas parece un reto dificil.

 

About Juan

Amante esposo, padre de dos, de workaholic a serial entrepreneur
This entry was posted in estoy sano. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *