La hija del Txakurra

Título: La hija del txakurra

Autor: José Alfonso Romero P. Seguín
Editorial: Editamas
Edición: Segunda Edición Agosto 2016
ISBN: 978-8494581120

Una de esas cosas que suceden en Internet…

Uno se pone a escribir una cosa (en este caso una reseña sobre Patria de Fernando Aramburu). El caso es que mientras pongo mis ideas por escrito, me obligo a ordenarlas y entonces aparece… esa idea que está ahí pero que con el ajetreo de la tele, el móvil, las prisas… no te ha dejado verbalizar…

Cuando escribes tienes que verbalizar sí o sí, y para verbalizar tu mente trabaja de un modo especial, la lentitud a la que nuestras manos avanzan, obliga al cerebro a organizarse, a secuenciar de una manera diferente y derrepente aparece la claridad.

En este caso, mientras leí la estupenda novela Patria, me faltaban cosas, estaba el españolisto, el abertxale abducido, el buen empresario… pero en el paisaje me faltaba algo (o me faltaban algunas cosas) y le pregunté a Google.

Google me dijo que lo que yo buscaba podría ser “La hija del txakurra” y lo mejor de todo, es que Google le dijo al autor que yo le estaba buscando y el autor, quiso que lector y libro se encontraran.

La portada me sobrecoge y me daba mucho miedo abrirlo, pero después del detallazo del autor no podía guardarlo en la estantería de “ya lo leeré”.

Si la portada me sobrecogió, las primeras palabras se me agarraron a la boca del estomago… no va a ser fácil leerlo, no me apetece leerlo, quiero buen rollo y alegría a mi alrededor… supongo que como la mayoría, pero precisamente por eso sé que debo leerlo.La hija del txakurra

Posted in ciudadanía, estoy sano, libros | Leave a comment

11X ni idea

En mi visita a la dietista del lunes me dijeron que sería mejor no pesarme tanto, así que vamos a ver que tal esta semana así. Como cualquier otro hábito que te quitas me está costando, pero acostumbrarse y desacostumbrarse es un buen ejercicio.

Así que la ausencia de pesadas no significa abandono, simplemente otra prueba más para conseguir mejorar.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Balance de la fase 2 y lecciones aprendidas

Pues…

Necesito algo de reflexión. El balance es clarinete, de los 6 kilos que me había propuesto perder me he quedado estancado.

Físicamente estoy mejor, la gente me lo nota, y he conseguido bajar de los 117 en varias ocasiones. Pero hay algo que me detiene y que debo analizar conmigo mismo. Me voy a dar esta semana para analizar y ver como planteo la fase 3.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

118,1

De 116,9 hace tres días

117,3 hace dos

117,8 ayer

hoy 118,1

Mi mente parece indicarme que sigo sin poner foco. Los humanos tenemos visión bifocal, esto hace que nuestros ojos, y quizás nuestro cerebro, solo puedan poner foco en una cosa. Yo vuelvo a ponerlo en adelgazar.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Yo acoso, tu acusas, Nosotros miramos a otro lado…

El acoso escolar, el maltrato al diferente… es algo tan extendido que tenemos la tentación de sentir que “es algo natural”, “son cosas de niños”… y normalizarlo en función de cuales sean nuestras experiencias al respecto.

En mi caso particular, yo fui físicamente del grupo de los fuertes y con hermano mayor todavía más fuerte, lo cual te aleja de la posibilidad de entrar en el club de las víctimas.

Yo estudié en el colegio Menor Nuestra Señora de Loreto, para hijos de miembros del ejercito del Aire, y allí estuve desde primero de EGB hasta 1º de BUP (para lectores jovenes esto implica desde los 6 a los 15 años).

En 1º de EGB ya tuve mi primera experiencia de violencia escolar cuando los de 1º A, por algún motivo tan poderoso que hoy no consigo recordar, decidimos cascarnos con los de 1º B. Y yo, ya empezaba a ser rarito, decidí cambiar de bando, había conocido fuera del colegio al hijo de una compañera de mi madre y decidí que esa sería mi lealtad frente a la de mi tribu, así que un día después del recreo, nos citamos en el campo de fútbol grande.

En un bando 1º B, yo y hermanos de cursos superiores (hasta 3º creo) de los susodichos

En otro bando 1º A (sin mi) y hermanos de cursos superiores.

Creo que 4º y 5º se fueron cada uno a un bando

Intervinieron bedeles y profes para pararnos, castigos masivos y cartas a los padres hicieron que la cosa volviera a su cauce.

El ambiente general era razonable, pero, aunque inmerso en el ambiente yo no lo sentía, bastante más violento, física y verbalmente que otros colegios.

Ser amanerado era un problema, en mi curso había dos:

  • uno se “chivo” a sus padres un día que algunos se pasaron de la ralla, bronca del padre al centro, profes intervienen y aquí paz y después gloria, siempre fue popular entre las chicas, pero al menos los chicos no se metían con él
  • el otro nunca se chivo y siguió soportando en silencio burlas y risas

En quinto de EGB tuve que volver a cambiar de bando, yo jugaba más o menos bien al basket (deporte rey en ese momento), era fuerte y de saga “fuerte” y sacaba buenas notas así que lo tenía todo para estar en el club de los “populares”. El colegio organizó una acampada en Retiendas y el problema llegó en el reparto de las tiendas de campaña.

Los dos amanerados, los dos que les costaba más esfuerzo aprender, el guanche… y alguno más no encontraban acomodo en ninguna tienda de campaña para dormir así que me cambié de bando, me llevé una enorme tienda que había en mi casa que hizo de arca de Noé lo que me marcó para el resto de cursos que estuve allí. Los guays no se atrevían a meterse conmigo pero ya nunca sería uno de ellos.

El estandar de respeto y disciplina era alto, muchos profesores de usted, levantarse y silencio cuando el profe entraba en clase… y por supuesto una bofetada de algún profesor no causaba escándalo y si era solo una, normalmente ningún padre protestaba al respecto.

El paso a primero de BUP, implicaba cambio de horario, de profesores y una cierta sesión de novatadas. A mi me tocó, hacer de protector de uno de mis compañeros más pequeños de tamaño, muy revoltoso, protestón y sin hermanos mayores que fue objeto de varios intentos, pero que libró bastante bien por mi tamaño (pero sobre todo por el de mi hermano, que en esos momentos era con diferencia uno de las más bestias del cole, aunque no ejerciera si no había provocación previa).

Pero a ese mismo amigo, junto con otro insensato, le colgamos de los pies desde un tercer piso. Los profesores lo vieron desde el pasillo a través de la ventana y creyeron que era una novatada… (fue una estupidez como un piano, pero fue una inconsciencia tanto suya como de los que le sujetamos de los pies, pero no una novatada).

Durante ese curso, había mal ambiente entre los profesores, y en particular el tutor que tuvimos ese año, volcaba sus frustraciones con nosotros, era el primero en provocar burlas de unos contra otros, discriminar, faltar el respeto, motejar… vamos un manual del acosador con patas solo que además era profesor. Yo nunca me quejé en casa, al final me acostumbré y llegué a asumir que ser borde, cortante, irónico y sarcástico era la forma normal de relacionarse con la gente.

Como muestra un botón, llegó un alumno nuevo, Valentín, tímido y pequeñito, al que le calleron varias novatadas de los de 2 y 3 y en mi clase, para reirnos de él y del profesor tutor le elegímos como delegado, pero no ejerció porque sus padres (inteligentemente) le dieron de baja en el colegio.

Mi paso un instituto público cerca de casa al año siguiente supuso para mi un montón de cambios, menos disciplina teórica pero un ambiente mucho más sano. Aun recuerdo la cara de perplejidad del bueno de Jesús, profe de matemáticas y tutor, cuando el primer día al entrar él en clase, yo me levanté de la silla esperando que me diera permiso para sentarme, mientras el resto de mis compañeros me miraban como si fuera marciano. Si era un marciano, borde, arrogante, competitivo… pero me encontré con gente amable que me hizo darme cuenta de que no necesitas hacer chistes ácidos para tener buen sabor de boca.

Lecciones aprendidas o intuidas:

  • Lo más dañino es el aislamiento y que tu realidad se transforma
  • Lo más peligroso es la indiferencia de los espectadores
  • No todo lo que parece acoso lo es, pero es mejor actuar al primer sintoma
  • Todo lo que no mejora empeora, así que hay que intervenir a los primeros sintomas
Posted in ciudadanía, educación | Leave a comment

117,9

Ni p’alante ni p’atras.

Con viajes y cocktails se hace dificil, aunque parece que no imposible.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

117.7

Hoy me da un poco de vergüenza escribir esto aquí. Hace unos días escribí una entrada sobre Patria de Fernando Aramburu, un novela estupenda sobre un tema sobrecogedor, y de pronto hoy me he dado cuenta de que ambas cosas están mezcladas aquí.

Este es un asunto que tiene dificil solución, al menos yo todavía no he encontrado el equilibrio, si tienes un blog y eres normal, al menos si eres normal como yo 😉 te interesan varias cosas en la vida, si quieres tener un blog para cada cosa no te da la vida así que malo… y si mezclas tampoco es bueno…

El caso es que esta perorata viene porque hoy me ha vuelto a pasar una de esas cosas estupendas que solo pasan, bueno quizás no solo, pero es mucho más probable que pasen si usas Internet en las dos direcciones, consumes y produces. El caso es que hablando de Patria me vino a la cabeza, que me sigue faltando una (o muchas) partes de la historia y mencioné a un libro mucho menos famoso y que se titula “La hija del Txakurra” y hete aquí que el autor, le supongo avezado en estas lides de Internet y de buscarse las castañas y los lectores, supongo que tendrá alguna alerta en google, ha descubierto mi mención y me ha hecho un amable ofrecimiento.

Así que hoy, contento por haber bajado de peso, contento porque en la revisión de ayer mi dietista (con datos de grasa, cintura…) me hizo saber que la semana pasada no ha sido una semana perdida, contento porque en breve voy a leer “La hija del Txakurra” por que el padre de la hija del txakurra está muy interesado en que le leamos.

Posted in estoy sano, libros | Tagged | 1 Comment

Semana 6 Fase 2

Última semana de la fase 2, según el plan de proyecto, el lunes día 13 debería pesar 114,1

Teniendo en cuenta que hoy he pesado 118,1 parece poco menos que imposible. Pero como hay que ser ambicioso, y creo que tengo todo el entorno controlado voy a intentar conseguir recuperar una semana. Es decir voy a bajar hasta las 116,1.

Posted in estoy sano | Leave a comment

Balance semana 5 de la fase 2

Pues moverse muy rápido para quedarse en el mismo sitio, como en Alicia en el País de las maravillas, que resulta que se llama la hipótesis de la reina roja.

Foto obtenida de http://laboratoriodegaia.blogspot.com.es/2011/09/la-hipotesis-de-la-reina-roja-la.html

He acabado las semana 5 igual que la 4, así que si llevaba 2 semanas de retraso ahora llevo 3.

Ha sido extraño, porque he conseguido incluso bajar de 117, pero me he relajado en mis hábitos alimenticios y recupero enseguida.

La parte buena, es que mis hábitos de ejercicio mejoran, se me nota que pierdo peso, que alguna ropa me sienta peor (la grande) y que otra me sienta mejor (la que me quedaba muy pequeña).

Los zapatos y zapatillas nuevas casi no me rozan, así que en breve aumentaré el ritmo de ejercicio, en resumen tengo todo listo para bajar rápido y bien si me tomo en serio las recomendaciones de mi dietista.

Posted in estoy sano | 1 Comment

118,1

Semana completa semana comansi.

Dejamos las cuentas redonditas, pero mucho peor de lo que deberíamos.

Posted in estoy sano | Leave a comment